El Papa: “A Dios no podemos darle un porcentaje de amor, o todo o nada”