Funcionaria del Arzobispado de Concepción
es una flamante equitadora