Benedicto XVI: peregrino hacia Casa, gracias por acompaņarme con amor