Seminarista Miguel Bahamonde Villarroel recibió el ministerio del acolitado